domingo, 4 de noviembre de 2007

Derrota por la mínima ante un buen rival

El filial porteño visitaba el Ernesto Cotorruelo para enfrentarse ante el Betis San Isidro, del que le separaban dos puntos, para intentar afianzarse en los puestos de cabeza, pero los 3 puntos se los quedaros los locales tras un encuentro de ida y vuelta.

La primera parte empezó con los dos equipos bien plantados y alternándose oportunidades en las dos áreas. A los 15 minutos, Santi, ex-jugador del Puerta Bonita la temporada pasada, pedía el cambio y se retiraba lesionado, una "buena" noticia para los visitantes (nada grave, todo hay que decirlo), pero a partir de ahí, hasta el descanso, el Betis tomó el mando del encuentro, con mejor juego y alguna que otra llegada clara. Todo parecía sentenciado, cuando en el 45 del primer acto un despiste de la zaga del Montijo, permitía un balón al hueco por el centro del área, que el número 11, Alvaro, (el mejor jugador del encuentro) no perdonó y batió por bajo a Toni. Caras bajas y al descanso con un resultado que por juego podría considerarse justo, pero que en esos instantes es imperdonable que se produjera.

La segunda parte fue otra cosa. El Montijo salió apretando los dientes desde el minuto 1, esa actitud y los cambios ofensivos hicieron un monologo de oportunidades visitantes, sobre todo en los últimos 20 minutos. El equipo local encerrado en su área repelía una y otra vez las acometidas visitantes, pero el balón no quiso entrar. El árbitro pitó el final sin apenas descuento y no dio para más.

Una derrota amarga sobre todo por los últimos minutos del equipo. La falta de concentración en los momentos clave, y en otros la falta de puntería han hecho que hoy el Montijo no sacase nada positivo.

1.Tony - 2.Kevin - 3.Tano - 4.Villa - 5.Alex (Montoya 60')-
6.Javi Ramos (Angelito 65') - 7.David - 8.Iñaki - 9.Puerta - 10.Mara - 11.Adolfo (Carlos 70')

2 comentarios:

eltanocuervo dijo...

El gol lo marcó el nº11 contrario, que se llama Alvaro.

el "arquitecto" dijo...

Gracias Tano por la corrección...
un abrazo boludo